¿Quiénes Somos?

La Cambalacha es un proyecto cultural que funciona como un taller de creatividad permanente para la:

    • Instrucción, exhibición, producción e intercambio de las diferentes formas de expresión creativa.
    • Iniciación artística y formación de niños, niñas y jóvenes a través de la sensibilización y las clases de artes creativas.
    • La motivación de los participantes para experimentar, aprender y compartir sus talentos con sus comunidades.

 

La Cambalacha fue fundada en el año 2002 por la Guatemalteca Gabriela Cordón; bailarina y coreógrafa.

Con la ayuda de cientos de voluntarios de todo el mundo, La Cambalacha ha llegado a miles de niños y niñas, y ha capacitado a varias generaciones de jóvenes líderes.

Los programas están coordinados por jóvenes líderes locales que han crecido en el proyecto.

 

Voluntarios   Talleres

La Cambalacha se dedica a apoyar y facilitar la sensibilización artística, el aprendizaje, el intercambio, y la formación de los niños y jóvenes de las comunidades rurales. Estamos validando y practicando el arte como una alternativa de vida y opción profesional.

Creemos que toda persona tiene derecho a beneficiarse de la experiencia y la expresión artística como una herramienta universal para el desarrollo individual y colectivo de los niveles sociales, psicológicos, fisiológicos y espirituales.

    • Educación Artística y Recreación - más talleres y clases en las artes creativas
    • Autosostenibilidad - el desarrollo de las pequeñas empresas: compañías de teatro, producción y distribución de música, retiros educativos, y una cafetería artes para albergar eventos culturales
    • Programa Amigos - donantes comprometidos con el crecimiento del proyecto a largo plazo
    • Voluntariado, Estudio y Programas de Intercambio - investigación y sistematización de la metodología y así facilitando su difusión a proyectos similares y las comunidades cercanas.

    Participativa y experiencial – Flexible y Adaptable – No Imponer – Analítica – Evolucionar

    Nuestro objetivo como facilitadores del taller es proporcionar nuevas referencias artísticas y compartir las técnicas que conocemos. Una parte esencial de nuestro trabajo es la de respetar e incluir las costumbres, las tradiciones, la cultura y la cosmovisión de nuestros participantes. Nuestro papel es el de orientar los procesos creativos y ayudar a los participantes a reconocerse a sí mismos como creadores y líderes. Al aprender a expresarse de manera constructiva y recreativa, los participantes desarrollan su comprensión del mundo, elevan su autoestima, y cultivan el respeto por los demás. También desarrollan habilidades nuevas que están utilizando para ganarse la vida.

     

     Estamos demostrando que nuestra metodología funciona y lo queremos compartir con otras comunidades. 

     

    Este aprendizaje contribuye al empoderamiento de la comunidad, estimulando la expresión de ideas y sentimientos, y ayudar a derribar los muros de silencio, el miedo, la violencia y la represión de la cual Guatemala ha estado expuesta durante siglos.


    Nuestro equipo de artistas locales e internacionales y facilitadores dan talleres de arte en las escuelas, espacios públicos y en el estudio de La Cambalacha. Facilitadores guían a participantes a través de procesos creativos para canalizar su energía individual y colectiva hacia la creación de confianza, la integración social y la formación artística.